Accesos:

Carta a la Familia San José

 

Arequipa, 16 de marzo de 2020


Familia San José,

Ayer escuchamos el anuncio del Decreto Supremo por el cual entramos en Estado de Emergencia. Esperamos que una medida así nos ofrezca la oportunidad de vivir una curva de contagio más manejable para nuestro sistema de salud y no, una propagación agresiva como hemos visto en otros países. Como comunidad jesuita nos unimos a sus oraciones por el país y por Arequipa, pedimos para que sintamos la compañía del Señor en este tiempo. Esta medida nos coloca ante la necesidad de organizarnos desde casa, aprovechando todos los medios disponibles como colegio y como familias. Nosotros nos comprometemos a seguir acompañando a sus hijos e hijas en las actividades de aprendizaje virtual, en el horario iniciado la semana pasada.

Nos toca quedarnos en casa, y desde ahí podemos hacer frente a este Estado de Emergencia como familia. Debemos aprender todos y juntos a dar lo mejor de nosotros, desde la espiritualidad ignaciana del magis y del servicio, que nos coloca en la lógica de una excelencia que piensa en el bienestar común: los jesuitas orando y animando espiritualmente a toda la comunidad educativa; los docentes preparando creativamente y con claridad las actividades de aprendizaje; los estudiantes organizando su tiempo para responder con la exigencia académica que siempre nos demuestran; los padres apoyando y animando a sus hijos e hijas en este ritmo nuevo de aprendizaje; y los demás coordinando lo necesario para nuestra vuelta al colegio.

El Estado de Emergencia pretende evitar el contagio, pero sobre todo nos regala la oportunidad de contagiarnos de unidad familiar, diálogo conyugal, trabajo en equipo, disfrute en familia, cuidado y gestos de amor con los que amamos. Será necesario contagiarnos de solidaridad con los demás. Solidarizarnos con las demás familias arequipeñas, las amigas, cercanas y que nos colaboran siempre en el ritmo ordinario de nuestros hogares y sitios de trabajo. Rezar juntos para contagiar en nuestros hijos e hijas sensibilidad y gratitud: sensibilidad con los enfermos de coronavirus, las familias que no cuentan con trabajos formales, los enfermos crónicos, ancianos y los pobres; y gratitud con los funcionarios que seguirán trabajando en hospitales, Fuerzas Armadas, Policía Nacional, farmacias, bancos y comercios de abastecimiento.

En un primer momento esta disposición nos desconcierta y nos puede alarmar; sin embargo, nos toca recobrar la calma y reconocer que nos ayuda a evitar todo contacto innecesario por el cual nuestros niños, niñas y jóvenes podrían contagiarse. En tal sentido, en términos de la salud, esta medida nos debe transmitir la tranquilidad de estar junto a los nuestros para poder cuidarles y formar en ellos los hábitos necesarios, para superar esta emergencia en casa; pero también fuera de ella, cuando puedan volver a sus actividades ordinarias de estudiantes y estén lejos de ustedes. Tengamos presente la formación jesuita del “ser más”, que busca prepararnos para que en este tipo de circunstancias podamos responder con lo mejor de nosotros, y del “para servir mejor”, que debe marcar la diferencia en nuestro modo de responder: Nos cuidamos, contagiamos solidaridad.

Les invito a rezar los unos por los otros como la familia San José que somos. La Comunidad Jesuita los tenemos presente en nuestras oraciones y Eucaristías domésticas. Les invitamos a rezar para pedir la intercesión de nuestro patrono y encomendarnos a Dios:

ORACIÓN A SAN JOSÉ

Para cuidarnos, ser familia y solidarizarnos

San José, intercede por nosotros, para que en este tiempo podamos ser instrumentos de Dios,cuidando de los que amamos, creciendo como familia
y solidarizándonos con los demás

Que aprendamos a cuidarnos,
sabiendo aconsejarnos con ternura y firmeza, desde la escucha sincera,
para que nos busquemos en las dificultades cotidianas. Que agradezcamos por tenernos unos a otros
y reconozcamos que nos necesitamos.

Que crezcamos como familia,
que recemos juntos por nosotros y los demás. Que sintamos la presencia animadora del Señor, comunicándonos desde el diálogo,
el compartir nuestras preocupaciones
y las alegrías que nos fortalecen como familia.

Que seamos solidarios,
desde nuestras cualidades,
para ser más y servir mejor. Ayúdanos a dar lo mejor de nosotros, como le enseñaste a Jesús,
rezando y pensando en los más necesitados.

Intercede junto a María nuestra Madre que nos tiene a todos bajo su manto sagrado, para que sepamos cuidarnos,
ser familia y solidarizarnos.
Porque Dios cuenta con nosotros,
y nosotros contamos con Él.
Amén.

P. Juan Carlos, SJ.
Comunidad Jesuita.

#NosQuedamosEnCasa
#RezamosNosFortalecemos
#NosCuidamosContagiamosSolidaridad




Colegio San José - Jesuitas
Arequipa - Perú

 

Av. Alfonso Ugarte 977
054 232758 - 054 232757
sanjose@csj.edu.pe
Ver mapa - Escríbenos

Síguenos